Mueren tras 67 años de amor, el mismo día y cogidos de la mano

Compartir

IMG_1598
Floyd y Violet Hartwig han conmovido a Estados Unidos tras pasar sus últimos momentos juntos.
Suele decirse que el verdadero dolor sólo se experimenta al vivir lejos del ser amado. Si esto es cierto, se puede decir que Floyd y Violet Hartwig una pareja de ancianos residente en California- vivieron felices hasta que exhalaron su último aliento el pasado 11 de febrero. Y es que, estos estadounidenses fallecieron con apenas cinco horas de diferencia y cogidos de la mano tras 67 años de matrimonio.

Como no podía ser de otra forma, la muerte de esta pareja ha conmocionado a los Estadounidenses quienes, principalmente a través de Facebook, han calificado el suyo como «amor verdadero» que ha logrado perdurar durante más de medio siglo.

Tal y como afirman varios diarios internacionales como «ABC.News», la preciosa historia de amor entre Floyd y Violet comenzó poco antes de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de que se conocían desde la infancia, fue en ese momento cuando decidieron dar un paso más y convertirse en novios. Desde ese momento, sólo logró separarles la marina. Pero, aunque la distancia les alejó miles de kilómetros, las cartas les mantuvieron unidos en espíritu.

Con el paso de los años, y tras el regreso de Floyd, ambos se casaron el 16 de agosto de 1947 y no tardaron en tener tres hijos. Entre ellos se encuentra Donna, quien ha dado luz a la historia de sus padres, una verdadera «novela» de amor que bien podría pasar por «Hollywood».

«No tenían ningún lujo. Simplemente eran gente decente que siempre se apoyaba, independiente de la situación», ha señalado en declaraciones recogidas por «ABC.News», cadena que ha dado a conocer la noticia a través de Facebook.

Una historia de amor truncada por las enfermedades
Sin embargo, las historias perfectas suelen tener también una parte trágica, y esa llegó cuando los médicos informaron a la feliz pareja de que padecían dos graves enfermedades. «Mi madre tenía demencia desde hace varios años e iba cuesta abajo. Poco después recibimos una carta del médico diciendo que mi padre tenía insuficiencia renal y cáncer de vejiga y que no le daban mucho de vida», añade otra de las hijas de este matrimonio.

Finalmente, su salud mermó hasta el punto que sus hijos, viendo que ambos se hallaban en el hospital, decidieron juntar sus camas para que pasaran sus últimos momentos juntos. Lo que no se imaginaban es que ambos iban a fallecer con apenas cinco horas de diferencia, y cogidos de la mano (Floyd a los 90 años y Violet a los 89).

Si de algo podemos estar seguros, es que eligieron exactamente al compañero que querían para hacer su último viaje. Informe de ABC.es

In this article

Otras Noticias