Escasez global de chips amenaza a montadoras

Compartir

Toyota, Volkswagen y otros pisan el freno sobre producción de vehículos.

&nbspEscasez global de chips amenaza a montadoras
Operarios en línea de producción de carros en Malasia (ilustración/banco de imágenes)

La industria de automóviles está enfrentando una escasez severa de semicondutores en medio del aumento del uso de chips en otros productos, como smartphones y estaciones de base de comunicación.

Esto forzó a Volkswagen de Alemania, así como a fabricantes japoneses como Honda y Nissan, a reducir la producción.

Toyota decidió reducir la producción del pickup Tundra en su planta en el estado de Texas, en EUA, debido a la falta de semicondutores. La compañía no publicó detalles sobre la cantidad o el período de tiempo en relación a la reducción de producción, pero está analizando si la falta de semicondutores afectará otros vehículos.

Nissan reducirá la producción de su modelo Note en 5 mil unidades en el mes de enero, una reducción que puede continuar durante el mes de febrero.

Volkswagen ya anunció que reducirá la producción en China, América del Norte y Europa. En Alemania, la compañía también suspendió la producción de su modelo Golf a principios de diciembre durando hasta mediados de enero.

Honda también decidió reducir la producción de su subcompacto Fit en 4 mil unidades en este mes en una fábrica en la provincia de Mie.

La gestión en Subaru también está cautelosa debido a la falta de semicondutores.

Semicondutores se tornaron fundamentales en la industria de automóviles, visto que vehículos eléctricos (VE) y de manejo autónomo estarán más populares. De acuerdo con KPMG Japan, un VE usa dos veces el número de semicondutores comparado a un vehículo movido a gasolina.

Mientras que en la industria de automóviles está vivenciando una recuperación en la demanda, el coronavirus también llevó a un aumento en el uso de computadoras y smartphones.

Compañías de semicondutores están enfrentando dificultades para atender la demanda, visto que pedidos para diferentes tipos de semicondutores están entrando.

Fabricantes suspendieron gran parte de la producción en el primer semestre del 2020 con la propagación de la pandemia. En ese medio tiempo, los semicondutores estaban siendo comprados para smartphones y estaciones de base de comunicación.

La escasez de chips se tornó un nuevo problema en la industria de automóviles, sin embargo como los carros se tornaron más sofisticados, la demanda por semicondutores seguirá aumentado.

Fuentes: Asia Nikkei
In this article

Otras Noticias