Posible escasez de agua en algunas áreas de Japón causa preocupación

Compartir

Preocupación aumenta debido a una posible escasez de agua en algunas áreas del país después de poca acumulación de agua por las lluvias y previsión de fuerte calor en agosto.

&nbspPosible escasez de agua en algunas áreas de Japón causa preocupación
La represa de Takizawa, en la ciudad de Chichibu (Saitama) donde el nivel del agua disminuyó considerablemente, es mostrada en la foto tomada de un helicóptero del periódico Mainichi el día 22 de julio

Preocupaciones aumentaron en relación a una posible escasez de agua en Japón después de una estación lluviosa relativamente seca y previsiones de fuerte calor en agosto.

De acuerdo con el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo, el consumo de agua fue restricto en 9 rios que pertenecen a 7 sistemas hídricos en las regiones Kanto, Chubu y Shikoku, del este al oeste de Japón. Eso incluye el Rio Yoshino que divide las provincias de Kochi y Tokushima, donde tales restricciones están temporariamente suspensas.

La cantidad de lluvia en áreas alrededor de los sistemas hídricos de Arakawa y de Tonegawa, en la región de Kanto, durante la primera mitad de este año, fue solamente 40 a 50 por ciento en comparación a años normales. El consumo a partir de Arakawa, que es una fuente de agua corriente para las provincias de Tokyo y Saitama, fue cortado en 10 por ciento desde el día 5 de julio.

Desde el día 21, el nivel de agua de 4 represas en los tramos superiores del río está en apenas 59 por ciento de su capacidad. La reducción del consumo de agua fue establecida a 20 por ciento en aquel día.

La cantidad de agua en algunas represas alrededor del sistema hídrico de Tonegawa disminuyó de forma significativa, y el consumo de agua fue cortado en 10 por ciento en los ríos Kinu y Watarase.

Hasta ahora, las medidas no afectaron a la población

Es probable que, por ahora, las restricciones en el consumo de agua continúen. Las reducciones de 20 a 30 por ciento en el consumo de agua pueden limitar la cantidad que sale de los caños o interrumpir temporariamente el suministro, de acuerdo con los especialistas. Entre tanto, hasta ahora, las medidas no habrían afectado de forma alguna el modo de vida de la población.

De acuerdo con la Agencia Meteorológica de Japón (JMA), un sistema climático de alta presión en el Océano Pacífico no se expandió por el área norte las primeras semanas de junio, y vientos del oeste fueron hacia el sur, haciendo que la frente estacional de lluvia permanezca al sur del archipiélago japonés, resultando en menos lluvia.

La cantidad de lluvia que cayó en el período de 4 semanas hasta el día 20 de julio fue de 58 por ciento de aquella registrada en años normales en la región Tokai. El número correspondiente fue de 60 por ciento en la región Kanto-Koshin y 73 por ciento en la región Kinki.

El día 21 de julio, dos tifones se formaron al este de Japón, pero aún no hay previsión de que tan cerca ellos se aproximaron del archipiélago japonés.

Del final de julio a inicio de agosto, hay una tendencia de que las nubes se expandan por el archipiélago, pero la JMA aún no tiene la seguridad si eso traerá una grande cantidad de lluvia.

Fuente e imagen: Mainichi

 

In this article

Otras Noticias