Tsunami de 2011: padre está decidido a encontrar todos los restos mortales de su hija

Compartir

Su hija, en la época con 7 años, desapareció durante el tsunami de 2011. Más información.

&nbspTsunami de 2011: padre está decidido a encontrar todos los restos mortales de su hija
Norio Kimur busca los restos mortales de su hija Yuna en la área de Okuma, en Fukushima (Imagen: Mainichi)

“Yo no voy a parar de buscar hasta encontrar todos los restos mortales de ella”, Esas son las palabras del decidido padre Norio Kimura, de 51 años. Su hija, en la época con 7 años, desapareció durante el tsunami después del Gran Terremoto de Tohoku el 11 de marzo de 2011.

Seis años pasaron después del desastre. Kimura ya no vive más en la na área de Okuma. El decidió mudarse para Haru, en la provincia de Nagano, en el verano de 2011, después que los residentes recibieron la orden de evacuación.

Entretanto, a pesar de vivir en otra provincia, Kimura retorna frecuentemente a Okuma de carro, que ahora tiene más de 200.000km recorridos después 5 años de uso, en busca de todos los restos mortales de su hija.

Después de 5 años sin rasgos de Yuna, una pequeña evolución ocurrió en diciembre de 2016

Después de 5 años sin rasgos de Yuna, un pequeño progreso ocurrió el 9 de diciembre de 2016. Una bufanda en un hueso de cuello de algunos centímetros de longitud fueron encontrados en la costa por un trabajador local, cerca de 200 metros de la antigua casa de Kimura.

Un análisis de DNA reveló que los huesos pertenecía a Yuna, y Kimura fue comunicado rápidamente sobre lo descubierto.

Posteriormente, otros huesos y dientes pertenecientes a Yuna también fueron encontrados en la área, y entregados a Kimura en el inicio de este mes por la Policía de Futaba, en la provincia de Fukushima. “Me dijeron que esos son algunos de los restos mortales de Yuna, pero no da para sentir de esta manera”, dice Kimura después de recibir esas pequeñas partes.

La hija de Kimura fue la única persona en Okuma a continuar desaparecida por un largo período de tiempo. La ciudad fue sujeta a una orden de evacuación, debido a su localización cerca de la central nuclear Fukushima Daiichi, y eso quiso decir que una búsqueda minuciosa en gran escala no fue realizada hasta recientemente. Kimura acepta esta decisión a regañadientes: “El hecho que las autoridades no la hayan buscado fue muy frustrante”. No en tanto, llevando en cuenta a dosificación de radiación en torno de esta área, el no protestó contra el hecho agresivamente.

Todo los meses, Kimura va al local donde vivía para buscar los restos mortales de su hija

Todo los meses, Kimura retorna a Okuma para buscar los restos mortales de Yuna. En marzo de 2017 un periodista del departamento de Nagano acompañó al padre decidido y sus conocidos en una de sus búsquedas – observando las flores colocadas en la área donde los restos mortales de Yuna fueron parcialmente encontrados.

Después de los primeros restos mortales de Yuna habiendo sido encontrados en diciembre de 2016, un alto funcionario de TEPCO (Tokyo Electric Power Company), que gerencia la central nuclear de Fukushima, visito el local en respeto, pero el gesto no fue suficiente para Kimura. “Yo quería que ellos viniesen aquí hace 6 años ”, dice el padre. Ellos dicen que las áreas afectadas están recuperándose , pero Yuna fue simplemente abandonada, a pesar del hecho de que sus restos mortales todavía estén en esta área”.

Fuente e imagen: Mainichi

In this article

Otras Noticias