Celebración al Señor de los Milagros de Hamamatsu

Compartir

Más de 600 fieles católicos de las regiones de Kanagawa, Aichi y Shizuoka , entre ellos peruanos, brasileños y japoneses, cargados de una profunda devoción al Señor de los Milagros participaron de la tradicional procesión peruana realizada el domingo 18 en la iglesia San Francisco de Asís de Hamamatsu.
La fe, el fervor y la devoción por una imagen que guarda un legado histórico, pero que además es un símbolo de la religiosidad de los peruanos, que se remonta desde el año 1650, cuando la imagen de un Cristo de Moreno fue pintada por un negro esclavo traído de Angola; considerada la procesión del señor de los Milagros como una de las más grandes del mundo recorre 260 ciudades en diversas partes del planeta, donde los peruanos se han encargado de recordarle al mundo el amor a Cristo, también esta devoción llegó a la Santa Sede, los fieles que llevaron la imagen del Cristo Moreno en la plaza de San Pedro, recibieron bendición especial por el Papa Juan Pablo II (2003), Papa Benedicto XVI (2005) y Papa Francisco (2013).

Cónsul Jorge Jallo, Grupo Alegría, Párroco Ángel Yamanouchi y César Paredes
Cónsul Jorge Jallo, Grupo Alegría, Párroco Ángel Yamanouchi y César Paredes
Masiva Procesión del Señor de los Milagros de Hamamatsu
Masiva Procesión del Señor de los Milagros de Hamamatsu
Hermandad del Señor de los Milagros de Hamamatsu
Hermandad del Señor de los Milagros de Hamamatsu

Se contó con la participación del Cónsul General del Perú en Tokio, señor Jorge Jallo, y las Hermandades de Yamato, Komaki, Kakegawa y Hamamatsu.
La santa misa fue oficiada por el párroco Ángel Yamanouchi, finalizada la misa el Padre Ángel realizó el acto litúrgico del sacramento de Unción de Enfermos, signa con óleo sagrado a más de 60 personas que padecen de grave enfermedad, diciendo “El espíritu de Dios cura las heridas, las enfermedades, Padre misericordioso hunge a los hermanos que sufren de dolor”.
El mayordomo de la Hermandad de Hamamatsu, Pablo Sánchez, Capataz Carlos Minami, Sub Capataz Juan Carlos Nishizaka y el coordinador Hernán García trabajaron arduamente en la realización de la masiva procesión.
La procesión del “Cristo Morado” fue transportado por todas las Hermandades presentes y también por civiles, con bailes, cantos, oraciones los fieles acompañaron al Señor. Se rindió homenaje con marinera norteña, con la danza del anda Rocío y presentación del “Grupo Alegría” siendo su profesor el talentoso César Paredes

In this article

Otras Noticias