Aumenta la preocupación por el creciente número de jóvenes que tratan de unirse al grupo Estado Islámico

Compartir

ImageProxy

Los Gobiernos de Occidente se están viendo obligados a actuar contra la creciente influencia del extremismo tras una serie de informes sobre jóvenes que viajan a Oriente Próximo para unirse a los militantes del grupo Estado Islámico.

El Centro Nacional contra el Terrorismo de Estados Unidos ha comunicado que más de 20.000 combatientes de más de 90 países se han dirigido a Siria. De ellos, al menos 3.400 son de Estados Unidos y de países europeos.

La semana pasada se debatió sobre cómo evitar que la gente joven se radicalice durante una cumbre antiterrorista celebrada en Washington. Los asistentes a la reunión acordaron, entre otras medidas, combatir la pobreza y utilizar más las redes sociales. Informó NHK WORLD.

In this article

Otras Noticias