Compartir

Cálculos indican que por lo menos 138 personas murieron en el fuerte terremoto en México, además de la destrucción por toda la capital. Entérese mas.

&nbspTerremoto de M7.1 en México deja por lo menos 138 muertos

Alrededor de las 13h14 del día 19 (3h14 del día 20 en horario japonés), México fue azotado por un fuerte terremoto. Según el Servicio Geológico de los Estados Unidos, el epicentro del terremoto de magnitud 7.1 fue en la ciudad de Puebla, al sur de México, y temblores secundarios fueron observados en una amplia área. Se estima que la profundidad del terremoto equivale a 51km.

De acuerdo con los noticiarios locales, ese terremoto dejó al menos 138 muertos y muchos edificios fueron destruidos. Según relatos de las autoridades divulgados por Reuters, hubo accidentes de incendio en diferentes edificios aún hay personas presas dentro de los edificios.

Después del terremoto, el presidente Peña Nieto publicó en su Twitter que convocaría un comité de emergencia para adelantar la estimación de daños.

El mismo día, fue realizado un entrenamiento de evacuación y una conmemoración en memoria del Sismo de la Ciudad de México en 1985, que dejó mas de 10.000 víctimas hace 32 años. El terremoto sucedió después de 2 horas de haber acabado el entrenamiento de evacuación de gran escala.

Segundo terremoto fuerte en setiembre

En la madrugada del 7/set, el sur de México fue azotado por un fuerte terremoto de magnitud 8.1, el mayor que ya fue observado en 100 años, y 98 personas murieron. Según los noticieros locales, mas de 60 mil casas y habitaciones sufrieron daños. El canal americano CNN divulgó imágenes de civiles ayudando en las operaciones de rescate y de grandes edificios desmoronándose.

En la ciudad de Puebla, cerca al epicentro de este terremoto, el terremoto causó daños graves a la ciudad, principalmente por la destrucción de iglesias y escuelas.

Edificios destruidos en la capital

Según los canales televisivos de México, muchos edificios desmoronando en la Ciudad do México, generando muchos daños. Vehículos aplastados por ladrillos y otros materiales, paredes totalmente destruidas y el caos local convirtieron la situación desesperante. Las calles fueron tomadas por el inmenso número de personas evacuando de los edificios y los heridos fueron tratados por miembros del equipo de rescate.

Las operaciones de rescate continúan y los proprios civiles están ayudando a las autoridades.

Fuente: NHK News y Asahi Shimbun
In this article

Otras Noticias