Compartir

Familia peruana entra con demanda a la justicia japonesa para requerir la permanencia en el país. Vea el drama de la madre  que apela para consideración humanitaria.

&nbspFamilia peruana que sería deportada implora para permanecer en Japón
Madre y grupo de apoyo durante la conferencia de prensa el 28 de septiembre del año pasado (Sankei News)

Una familia sin permiso para continuar residiendo en Japón llamó la atención de los medios  japoneses. La madre, Nelly Judith J. Moreno, 51, y sus 2 hijos entraron con una demanda en el Tribunal del Distrito de Osaka. Ellos requieren la permanencia en Japón, aunque hayan recibido notificación del Departamento de Inmigración de que serían deportados en las vacaciones escolares del verano. La audiencia fue el martes (15), donde la madre imploró autorización de permanencia especial. 

No tenemos para donde regresar. Ni sabemos hablar español. El mejor lugar es en Japón, clamó la hija, según el noticiario MBS.

Padre deportado 

Nelly tiene 2 hijos, siendo la mayor  con 15 años y estudiante de primer año de secundaria súper. Su segundo hijo tiene 14 y es estudiante del segundo año de secundaria inferior. Ellos residen en la provincia de Osaka. Los medios  no informan en que ciudad. 

El motivo de la deportación es que el marido, 60, fue preso en 2011, por estar viviendo ilegalmente en el país. El vino a Japón en 1991. A pesar que el haber  entrado con pedido de permanencia en el tribunal, eso fue negado y el fue deportado en septiembre del año pasado. Así, toda la familia se tornó objetivo del mismo procedimiento. 

Madre que sería deportada implora

Según el noticiario MBS, Nelly entro en Japón en 1994 con pasaporte en nombre de otra persona. El marido ya se encontraba en el país y los dos  hijos nacieron aquí. 

Ella apela a la justicia una consideración humanitaria ya que para sus hijos Japón es la patria de ellos. Si fueran deportados hay riesgos de daños irreparables y significativos en el crecimiento saludable de ellos, reprodujo Sankei News. 

Un grupo de apoyo a la madre explicó al diario que “es extremamente incomun un padre ser deportado dejando a la familia en el país. Los hijos solo consiguen hablar el básico, como los saludos en español. Ella y sus  hijos quieren continuar viviendo en el país”. 

Fuentes: MBS y Sankei News

Foto: Sankei News
In this article

Otras Noticias