Compartir

El martes (30/ago), el brasilero Alex Kenji, residente en la ciudad de Narashino (Chiba), sacó un día para resolver problemas en órganos públicos.

Acababa de salir de la prefectura, guiado por el navegador, se dirigía camino a la delegación central para actualizar la dirección de la licencia de conducir, cuando entró en una calle que no era permitido transitar desde las 15h00 hasta las 17h00, por ser horario de salida de las escuelas de la región.

Como estaba siguiendo el mapa, Alex entró en la calle a las 15h35 y no percibió la placa. En ese momento fue parado por un policía en su moto de 50 cc. El abrió el vidrio del carro y preguntó porqué lo estaba siendo parado.

El policía le dijo que él había cometido una infracción y le preguntó si podía ir con él, a pié, hasta el comienzo de esa calle para mostrar las placas de prohibición.

Alex le dijo al policía que realmente había cometido un error y firmó la multa que, además del valor en dinero, le costaría 2 puntos negativos en la licencia de conducir. “Volvimos al carro, afirmé el error y firmé el boleto de la multa y seguí hacia la delegación para actualizar mi dirección.

Después de todo resuelto pensé que ya había acabado el correteo y estaba triste por el incidente, cuando veo el número de la policía llamándome a las 18h00”, relata Alex. De la tristeza a la sorpresa “El policía preguntó si podía venir hasta mi casa para conversar.

Pregunté el motivo y él me dijo que estaba errado y quería disculparse”, cuenta Alex. El policía le dijo a Alex que al final del día tiene que hacer el informe sobre todas las multas que fueron aplicadas y, conversando con un superior, fue alertado sobre el error, por eso fue hasta la casa de él para tomar el recibo y anular la multa.

“Enseguida pregunté, qué realmente sucedió?. Antes de comenzar a hablar se inclinó en mi delante y pidió disculpas por la incomodidad de estar allí y me explicó lo que había ocurrido”, revela Alex

“El policía explica que su error fue haberme visto solamente saliendo de la calle y no durante el recorrido de esa vía. Por eso vino a disculparse y a llevar el boleto de la multa para cancelarla!. Me quedé realmente muy sorprendido con la actitud de la policía de Narashino”, exclama el brasilero, incluso él habiendo admitido que pasó por ese lugar.

De la mala, a la buena suerte Alex prosigue declarando “el policía fue muy correcto incluso sabiendo que yo estaba errado”, todavía boquiabierto. “En fin, agradecí al policía por haber retirado la multa.

El quedó con la cabeza agachada pidiendo disculpas hasta que cerré la puerta. Solo entonces volteó, se colocó el casco y se fué”, revela Alex. “Entonces percibí que mi día no era de mala, sino de mucha SUERTE 😂😂😂 !!!!! Japón es Japón 🇯🇵”, dice Alex alegremente.

Se piensas que esta materia es interesante, comente abajo y comparte con tus amigos.

In this article

Otras Noticias