Compartir

Los habitantes de Hiroshima están conmemorando hoy jueves el septuagésimo aniversario de la caída de la bomba atómica en su ciudad.

Alrededor de 55.000 personas acudieron al Parque Conmemorativo de la Paz donde se celebró la ceremonia anual. Supervivientes de la bomba atómica, denominados “hibakusha” en Japón se encontraban entre los asistentes. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, y dignatarios de un número récord de 100 países también se encontraban presentes.

El alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, colocó dentro de un cenotafio una lista de más de 297.000 víctimas del bombardeo. La lista incluye los nombres de más de 5.300 personas que murieron o cuyas muertes a causa del bombardeo fueron confirmadas durante este pasado año.

La multitud guardó un minuto de silencio a las 8:15 de la mañana, la hora exacta en que la bomba atómica fue lanzada el 6 de agosto de 1945.

El alcalde Matsui leyó una declaración de paz.

El alcalde describió las armas nucleares como “un mal absoluto” y como “la más extrema inhumanidad” y dijo que ahora es el momento de empezar a tomar acciones para abolirlas.

El alcalde hizo hincapié en la necesidad de crear sistemas versátiles de seguridad que no dependan del poderío militar.

El primer ministro Abe expresó su compromiso con el diálogo global.

Dijo que Japón continuaría buscando la cooperación de parte tanto de países nuclearizados como no-nuclearizados a fin de hacer más para forjar un mundo sin armas nucleares.

Abe dijo que a fin de demostrar esta determinación, Japón presentaría una nueva resolución en la Asamblea General de las Naciones Unidas pidiendo la abolición de las armas nucleares.

La edad promedio de los “hibakusha” ha superado los 80 años en 2015. Hiroshima enfrenta el desafío de encontrar nuevas maneras de transmitir el sufrimiento causado por el bombardeo a las generaciones más jóvenes. Informó NHK WORLD.

In this article

Otras Noticias