Compartir

El informe sobre la autodefensa colectiva presentado el jueves en Japón propone que se cambie la interpretación de la Constitución nacional de modo que el país pueda hacer uso del derecho a la autodefensa colectiva.

Detalles del informe sobre autodefensa colectiva en Japón

Tradicionalmente, los Gobiernos de Japón han interpretado la Constitución en el sentido de que no permite al país ejercer dicho derecho, mediante el cual podría defender a otras naciones con las que mantiene estrechas relaciones en caso de que estas reciban un ataque.

El informe afirma que el ambiente de seguridad en torno a Japón se ha hecho más severo. Menciona el desarrollo nuclear y de misiles en Corea del Norte, así como el aumento en las actividades marítimas militares de China. Asevera que, en el día de hoy, la seguridad de Japón no puede garantizarse solo mediante el derecho a la autodefensa individual.

El informe ofrece ejemplos de acciones que Japón podría llevar a cabo.

El informe anterior del comité, fechado en 2008, indicaba que los buques de las Fuerzas de Autodefensa de Japón deben poder defender embarcaciones de otros países atacadas en alta mar. Decía también que las Fuerzas deben tener la capacidad de interceptar misiles balísticos que puedan ir dirigidos a Estados Unidos.

El último informe aboga por que se permita a Japón repeler ataques contra barcos de Estados Unidos y otros países en caso de contingencias militares cerca de Japón, e inspeccionar embarcaciones sospechosas que podrían proveer armas a países atacantes.

El informe también se pronuncia a favor de ofrecer apoyo a Estados Unidos cuando este se encuentre bajo ataque. Tal apoyo incluiría el abordaje de buques sospechosos para inspeccionarlos.

En cuanto a las actividades de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, el informe afirma que se debe permitir a las Fuerzas de Autodefensa usar armas para asistir a soldados de otros países que participen en la misma actividad en caso de que reciban un ataque. Señala también que Japón debe ser capaz de ofrecer apoyo logístico a tropas en esa situación.

El informe sostiene que se debe permitir a Japón participar en actividades sobre la base de decisiones de la ONU durante ataques militares. Ofrece como ejemplo la invasión de Irak a Kuwait en 1990, que condujo a la creación de una fuerza multinacional.

Sin embargo, el primer ministro Shinzo Abe declaró el jueves que el Gobierno no adoptará esta última idea. Afirmó que las Fuerzas de Autodefensa nunca participarán en conflictos como las guerras del golfo Pérsico y de Irak haciendo uso del poder militar. Informó NHK WORLD.

In this article

Otras Noticias