Compartir

Casi un año después de que los japoneses comenzaron a esperar que la economía podría dar la vuelta bajo un nuevo liderazgo, un sentido de realismo sustituye a la euforia.

economyLos economistas y los inversores han comprendido lo difícil que será para el primer minisro Shinzo Abe para sostener el crecimiento de los últimos meses. En ningún lugar es más evidente que el sentimiento en el mercado de acciones japonés. El índice Nikkei de 225 es ahora casi un 40 por ciento por encima de donde se inició el año, pero las ganancias durante los últimos cuatro meses han sido ligeras, sólo 3.4 por ciento.

La recuperación económica Abe diseñada durante el año pasado ha sido notable dadas las décadas en las que Japón languidecía. Animado por un repunte en el gasto de las obras públicas y de la política del Banco de Japón de inundar la economía con dinero a bajo interés, el crecimiento se ha acelerado notablemente.

La deflación, el mayor problema económico de país, parece haber desaparecido

El banco central japonés dijo esta semana que espera que la economía crezca 1.5 por ciento en el año a partir del próximo abril, frente a un pronóstico anterior de 1.3 por ciento.

In this article

Otras Noticias