Compartir

Protestas anti gubernamentales en Brasil están creciendo enormemente. Manifestantes están luchando contra la gran cantidad de dinero que está siendo gastada en las obras para la Copa del Mundo que será realizada en el país en 2014.

protestaManifestantes entraron en conflicto con la policía en San Pablo este último miércoles.
Algunos actuaron violentamente quebrando puertas y ventanas de la prefectura y provocando fuego en vehículos.
Cerca de 200 mil personas se reunieron en la calles y avenidas de Brasil, que actualmente realiza la copa confederaciones.
Manifestantes exigen que los presupuestos de estado sean utilizados en salud y educación en vez de ser gastados con infraestructura para la Copa del Mundo.

Los manifestantes se enfurecieron en medio de grandes frustraciones sobre el alta de los precios y las políticas económicas del gobierno.
El aumento del valor de los pasajes de ómnibus y metro en San Pablo y otras ciudades, ocurrido en junio, aumentó la furia del público.
El martes, la presidente Dilma Russef criticó la violencia. Con todo, ella prometió que escucharía a los manifestantes, en un aparente gesto para hacer concesiones.

El prefecto de San Pablo también mostró disposición en responder las exigencias de los ciudadanos, incluyendo una revisión en el actual precio de los pasajes de ómnibus.
Las manifestaciones podrán ser realizadas el miércoles y el restante de la semana, divulgó la NHK World.

 

In this article

Otras Noticias