Compartir

monte-fujiLos gobiernos de las provincias de Yamazaki y Shizuoka emitirán un alerta a los interesados en subir el Monte Fuji. Este año la subida del pico más alto de Japón estará más peligrosa que lo habitual por el número de alpinistas esperados, que pueden generar imprudencia y caídas que pueden poner en riesgo los demás escaladores.

Al final de este mes la UNESCO registrará la montaña como Patrimonio Mundial y se espera un aumento en el número de interesados en subir el Monte Fuji.

Los gobiernos de Yamanashi y Shizuoka esperan entre 350 mil a 400 mil alpinistas en el verano. Estos números representan más de 20 por ciento que lo habitual.

Fuente: NHK World

In this article

Otras Noticias