Compartir

La economía japonesa se contrajo un 3,5 por ciento en el período de julio a septiembre, la caída más grave desde que el país fue golpeado por el terremoto y el tsunami de marzo de 2011, anunció el lunes la Oficina del Gabinete.

Las cifras del producto interno bruto fueron peores de la que los analistas habían pronosticado, extendiendo las preocupaciones de una desaceleración regional continua.
En el semestre anterior, la economía creció un 0,3 por ciento.

Los analistas dijeron que si la economía no se recupera en el semestre en curso, Japón corre el riesgo de entrar en una recesión.
Los esfuerzos de reconstrucción después del desastre de 2011 ayudó en la recuperación económica, pero la lucha reciente diplomática con China, la fortaleza del yen y la desaceleración global son amenazas serias a Japón

China es un mercado clave para el archipiélago japonés. El año pasado, por ejemplo, alrededor del 20 por ciento de las exportaciones de Japón fue a China, mientras que sólo el 15,3 por ciento fue a los Estados Unidos, según la Organización de Comercio Exterior de Japón.

Fuente: Tokyo Times

In this article

Otras Noticias