Compartir

De acuerdo con una nueva ley que entró en vigor este lunes 1 de Octubre, aquellos que hagan downloads ilegales de películas o músicas en Japón, tendrán que enfrentar términos de prisión de hasta 2 años y multas de aproximadamente 2 millones de yenes.

La mudanza tiene el objetivo de acabar con la caída en las ventas en el segundo mayor mercado musical del mundo, donde oficiales de la industria estiman que solamente 1 entre 10 downloads son adquiridos legalmente.

La nueva ley es una victoria para la lucha global de la indústria fonográfica contra la piratería online, la cual ha tenido contratiempos en los Estados Unidos y Unión Europea donde el Stop Online Piracy Act (SOPA), Ley de Combate a Piratería Online y el Anti- Counterfeiting Trade Agreement (ACTA), Acuerdo de Anti-Contrafacción de Comercio, respectivamente, fueron de encuentro al público, el cual teme la libertad online y privacidad.

La Asociación de la Industria Fonográfica de Japón dijo que el mercado de downloads de música disminuyó 16% en 2011, el segundo año consecutivo de caída. Según la Federación Internacional de Industria Fonográfica, la caída ocurrió a pesar de las ventas globales de de música digital que aumentaron 8% en el año pasado, para 5.2 billones de dólares.

Mundialmente, 1 entre 4 usuarios de Internet “accesa a servicios sin licencia regularmente,” de acuerdo con un estudio de la IFPI/Nielsen.

La industria musical japonesa espera replicar el suceso del Corea del Sur, la cual vió su clasificación en el mercado global saltar de la 23ª posición para la 11ª posición, después de que el país implementó leyes más rigorosas  contra la piratería digital al comienzo de 2007, de acuerdo con el informe de Música Digital da IFPI en2012.

Las leyes sur-coreanas exigen que las proveedoras de Internet envíen notificaciones a los usuarios que hacen downloads ilegales,  con 70% de los infractores dejando de realizar tal acto luego del primer aviso, dijo la IFPI.
Términos de prisión de hasta 2 añ0s y multa de 2 millones de YENES.

El mercado más desafiante para la industria es la China, donde estimados 99% de todos los downloads de música son ilegales, de acuerdo con el informe.

En 2010, el total de ventas de música en China valían solamente 67 millones de dólares, tornándola un mercado menor que Irlanda.

Los niveles de downloads ilegales tuvieron una caída de 26% en Francia en 2011 después de la implementación de rigorosas leyes contra la piratería, informó el IFPI.

In this article

Otras Noticias