Compartir

Alrededor de 320 000 personas pueden morir en caso de que un poderoso terremoto con epicentro localizado en Nankai, fuera de las partes central y el oeste del país, dijo el gobierno el miércoles pasado.

Las cifras son mucho más altas en comparación con los 19.000 muertos o desaparecidos en el desastre del 11 de marzo de 2011. También superó la estimación anterior realizada por el Gobierno en 2003, de 24.700 muertes.

El último cálculo se realizó sobre la suposición de que un terremoto de magnitud 9 azote al país en medio de la noche en invierno y un enorme tsunami  se produzca posteriormente  a lo largo de la costa del Pacífico, desde la bahía de Suruga a la península de Kii, dijo la oficina del gabinete.

&nbspTerremoto Nankai podría matar hasta 320.000 personas dice el GobiernoDe las 323.000 víctimas potenciales en 30 de las 47 prefecturas de Japón, la Oficina del Gabinete predice que alrededor del 70 por ciento serán muertos por el tsunami. En el caso de tal desastre natural,  unas 623 000 personas en todo el país podrían sufrir lesiones.

La Oficina del Gabinete, sin embargo, dijo que la probabilidad de que un terremoto así ocurra es “extremadamente bajo”.

El aumento en el número estimado de víctimas en 2003 se atribuye principalmente a la decisión del gobierno de duplicar el tamaño del área local y aumentar la magnitud de un terremoto posible después del desastre sin precedentes de 2011.

Además, con la intención de prepararse para el escenario terrorífico, la Oficina creará nuevas medidas contra los desastres naturales hasta finales de marzo, mientras que el Gobierno tendrá en cuenta la formulación de leyes especiales para cooperar con el sector privado.

De acuerdo con la Oficina del Gabinete, la previsión entre las 47 provincias, la región de Shizuoka es la más afectada, con una posibilidad de 109 mil muertos.

Entre las ciudades de la costa del Pacífico, que podría enfrentar un tsunami tras el terremoto, una es la ciudad de Kuroshio en la provincia de Kochi, la cual puede ser testigo de olas de hasta 19 pies de altura.

Al hacer estas declaraciones, la Oficina del Gabinete ha supuesto que sólo el 20 por ciento de la población puede llegar a la evacuación inmediatamente después del terremoto.

Si todas las personas puedan escapar dentro de 20 minutos después del terremoto, el número de víctimas del tsunami se podrían reducir a la mitad, dijo la Oficina.

Los expertos dijeron que la cifra podría reducirse considerablemente si hubieran planes adecuados de evacuación y otras medidas.

Si un gran terremoto azota el país a las 6 pm en el invierno, cuando muchos calentadores de gas  se están utilizando, y si se producen grandes olas del tsunami fuera las regiones de Shikoku y Kyushu , un total de 2,38 millones de edificios probablemente serán completamente destruidos o incendiados , dijo la Oficina del Gabinete.

Fuente: The Mainichi

In this article

Otras Noticias