Compartir

Centenas de comercios japoneses y la embajada suspendieron sus servicios en China este martes, previniendo intensificaciones en las violentas protestas sobre una disputa territorial entre las dos grandes economías asiáticas.

La peor crisis en China sobre el sentimiento anti-Japón en décadas llevó a protestas y ataques en compañías japonesas tales como la Toyota Motor Co. y la Honda Motor Co., forzando a esas empresas a interrumpir sus operaciones.

Más protestas eran esperadas en China este martes, 18 de septiembre, día que marca el aniversario de la ocupación de Japón sobre partes de la principal isla de China en 1931.

Más protestas atormentaron a ciudadanos japoneses en China.
Centenas de protestantes se reunieron en el lado de afuera de la embajada de Japón, algunos lanzando botellas de agua en el edificio, el cual estaba siendo protegido por fuerte presencia policial, dijeron testimonios.
La China y Japón, países que generaron un comercio bilateral de $345 billones el año pasado, están disputando islas deshabitadas en el Mar del Este de China, una disputa de larga data que explotó la semana pasada cuando el gobierno japonés decidió nacionalizar algunas de ellas, comprándolas de un propietario privado japonés

Las protestas del fin de semana marcaron principalmente las misiones diplomáticas, pero acabaron también afectando a las tiendas, restaurantes y agencias de vehículos en por lo menos 5 ciudades.

La Toyota y la Honda dijeron que incendiarios perjudicaron severamente sus tiendas en la ciudad de Qingdao en el final de semana.

Fuente: The Asahi Shimbun

In this article

Otras Noticias