Compartir

Un grupo de voluntarios de diversas nacionalidades, acudieron a la “séptima caravana del amor”,  siguiendo la convocatoria del grupo “Todos con Japón”, organización creada tras el gran terremoto seguido de tsunami en Tohoku del 11 de Marzo de 2011, y desde entonces han organizado y realizado diversas actividades benéficas a favor de la región devastada.

&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Félix Takeda, Marcela Lamadrid, Eduardo Ferrada,acompañados del japonés, Chiba
&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Latinoamericanos solidarios
&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Grupo de bolivianos

Los 40 voluntarios, integrados por niños, jóvenes y adultos, procedentes de las prefecturas de Aichi, Kanagawa, Tokyo, Saitama y Chiba, cargados de un alto espíritu de solidaridad, fueron en su mayoría latinos residentes por más de 10 años en Japón, y partieron en caravana en dos fechas, el primero el 28 de abril y el segundo el 02 de mayo desde Shinjuku (Tokyo).

La organización “Todos con Japón” dirigido por Eduardo Ferrada (chileno), Marcela Lamadrid de Matsumura (mexicana) y Félix Takeda (peruano)  recaudaron 1.200.000 yenes, destinados para la compra de un bote pesquero para la ciudad pesquera de Minamisanriku (Iwate). Esto fue posible, gracias a la recaudación en actividades benéficas, como las dos Cenas benéficas realizadas en Tokio, un torneo de golf en el Country Club de Kanagawa y el aporte de la empresa peruana J.T. Corporation.

El grupo de voluntarios, realizó tareas de limpieza, ofrecieron un show artístico y compartieron alimentos con los damnificados de las ciudades de Rikuzentakata y Minamisanriku en la región de Iwate.

&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Marcela Lamadrid acompañada del grupo de voluntarios mexicanos
&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Voluntarios de gran corazón
&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Hospital Shizukawa en Minamisanriku

Cronología

El 28 de abril viajaron 14 voluntarios a las 6:00 a.m desde Tokio luego en Tochigi realizaron un torneo de golf recaudando 50.000 yenes llegando a las 3:00 a.m del día 29 a Rikuzentakata hospedándose en casa de la chilena Hortencia Vargas de Murakami. Ya temprano en la mañana, comenzaron a realizar tareas de limpieza y por la tarde brindaron un show artístico en un Kominkan y una pollada para 50 ancianos. y el día siguiente concurrieron más de 100 damnificados teniendo la mayoría más de 70 años.

 

&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Refugio en Minamisanriku devastado por el tsunami
&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
La uruguaya Naomi Moriyama realizando tareas de limpieza
&nbsp7ma. Caravana Latinoamericana “Todos con Japón”
Voluntarios latinos compartiendo alimentos con los damnificados

El 02 de mayo 24 voluntarios partieron a la 13:00 p.m. en 3 vagón desde Tokio la caravana llegó a las 21:30 a Minamisanriku alojándose en el Centro Comunitario de la Hayashi (Hayashi seikatsu Senta) encontrándose con el primer grupo donde antes de cenar guardaron un minuto de silencio por las víctimas del terremoto.

El 03 de mayo llegó al Centro Comunal una donación de 160 kg. de pollo por la empresa chilena “Agrosuper”. A las 9:30 a.m a pesar de la lluvia, 24 voluntarios hicieron trabajo de limpieza recogiendo y separando metales, plásticos, vidrios y neumáticos en el hospital Shizukawa , pero lamentablemente por la fuerte lluvia ordenaron parar el trabajo.

Por la tarde del día 03 en el kominkan de Minamisanriku se confraternizó con los damnificados compartiendo alimentos preparados por los voluntarios y se ofreció un show de danza de los países de México, Colombia y Bolivia por los grupos: “México en la Piel”, “Esmeralda” y “Corazón Boliviano”.
Por la noche los voluntarios recibieron una sorpresa cenaron en un restaurante de la región y se divirtieron con el show musical de los españoles Eduardo y Julio, además del folclor boliviano y peruano.
Maraya Kaji hizo entrega de 79546 yenes a Eduardo Ferrada (chileno) del grupo “Todos con Japón” monto recaudado en la Expo Bolivia por la Asociación de Residentes Bolivianos en Japón. También se contó con la presencia del japonés propietario del Country Club de Kanagawa.
Al término de la reunión el grupo “Todos con Japón” hizo entrega del monto recaudado para la compra del bote pesquero.

El 04 de mayo el grupo salió de Minamisanriku a las 7:00 a.m y llegó a Tokio a las 7:00 p.m aproximadamente.

Objetivo cumplido
Al término de la reunión el grupo “Todos con Japón” hizo entrega del monto recaudado para la compra del bote pesquero al japonés Takao Chiba, presidente de la Asociación pesquera de Minamisanriku, quién agradeció infinitamente por la ayuda y manifestó que se siente feliz de ver al grupo de voluntarios  extranjeros realizando labores de ayuda, no solo ayudando en lo económico y colaborando con tareas de limpieza, sino además llevando alegría a los damnificados.

La ciudad de Minamisanriku, tenía 18000 habitantes y en el gran desastre de Tohoku, 6000 fallecieron, además de los 300 botes pesqueros con los que contaban, solo quedaron 4.

Triste recuerdo
La señora Hortencia manifestó que el día del terremoto y tsunami la gente se quedaba paralizada y varios se desmayaban, no reaccionaban, entonces ella llenó una bolsa con agua y les ofreció a beber despertándolos y pidiéndoles correr y huir, con lágrimas y llena de pena recuerda como el tsunami arrasó y destruyó un refugio de la ciudad donde murieron cientos de personas que creían estar seguras.

Solicitud
El líder de las tareas de limpieza del hospital de Shizukawa, convoca a voluntarios que puedan prestar ayuda en las tareas de limpieza, recojo de escombros y separación de basura.

Manifestaciones
Eduardo Ferrada (chileno): “Debemos aprender de los sucedido y entre latinos estar organizados, espero que los voluntarios se hayan enriquecido espiritualmente con esta experiencia, se logró el objetivo gracias al trabajo en conjunto, el respeto, la comunicación y autocrítica entre compañeros.

Marcela Lamadrid de Matsumura (mexicana): “Fue un trabajo en equipo valioso de poner en acción el valor de la solidaridad y el respeto de trabajo en común; somos residentes de muchos años en Japón, se manifiesta un sentimiento latino de estar cerca de la gente que sufrió tan devastador terremoto; existe una serenidad de trabajo en conjunto entre japoneses y latinos”.

Félix Takeda (peruano): “Fue una manera de integración entre latinos y japoneses seamos voceros de lo encomendado por el líder del hospital en Minamisanriku donde pide aun el apoyo de voluntarios en las tareas de limpieza de escombros”.

Arisa Matsumura (18) (mexicana): “ Es diferente lo que veo ahora a lo que pasó por la televisión, me siento triste de pensar como sufrieron fue impactante ver y recoger las radiografías, cosméticos y tantas cosas en el hospital. Tengo un sentimiento de pena por lo que escuché del señor Chiba al hablar del shock que aún padecen los niños y adultos algunos de repente explotan otros no saben cómo expresarse, tienen recaídas no pueden reflexionar y necesitan apoyo psicológico”.

Diego Hayakawa (16) (peruano): “Siento pena al ver la realidad vino a mi mente el momento en que se encontraban talvez estaban trabajando gane una buena experiencia como volante me hubiera gustado ayudar más tiempo”.

Víctor Hugo Nakao (9) (peruano): “Me llamó la atención el ver como los voluntarios prepararon los alimentos y compartieron con los japoneses del tsunami”.

Martha Yokoi (colombiana): “Es mi tercer viaje vengo con mis hijas espero que hayan aprendido una buena lección de vida aprecio y tengo un cariño especial por la niña japonesa Manami (12), quién perdió a su madre y abuela”.

Rita Cantero (argentina): “ Tenía deseos de venir, siento más motivación positiva en avanzar a nivel personal, antes no tenía experiencia en tratar o reunirme con latinos, ahora me siento acompañada, no estoy sola, gané buenos amigos”.

Naomi Moriyama (uruguaya): “Feliz de ver a tantos latinos ser solidarios con la tierra de mi madre aquí en Iwate”.

María Sakihama (boliviana): “Triste y trágico levantar escombros en el hospital, reflexioné y me di cuenta que no tenemos nada seguro, todo lo material se acaba en un segundo al ver todo destruido lo primero que quiero hacer es ir a casa y abrazar a mi familia e hija antes renegaba y era inconforme por lo que tengo en estos momentos agradezco a Dios por mi hogar, hijos, amigos y la vida”.

Andrés Sato (chileno): “”Es uno de los cansancios más satisfactorios de mi vida me llena en algo muy pequeño pero alivie un poco a los que pasaron un tiempo difícil”.

Vea las imágenes de nuestra fotógrafa, Mariana Morita:

In this article

Otras Noticias


Join the Conversation