Compartir
! Gritaron como locos!

Escribe: Fernando Sea Z.
NIIGATA.-

Gritaron como locos a todo pulmón !Viva el Perú …….Cara..cho!, y hasta inventaron una canción referida al terremoto y la radiación. Así de contentos los aficionados peruanos alentaron a sus connacionales en la Copa Kirin 2011. Habían llegado al estadio Tohoku Denryoku Big Swan de esta ciudad desde lugares apartados como Yamanashi, Shizuoka, Yamato (Kanagawa), Saitama, Tochigi y Gunma, aficionados latinos (peruanos, bolivianos, argentinos y hasta mexicanos), para decir presente en esta gran fiesta del balón.
&nbspHINCHAS PERUANOS&nbspHINCHAS PERUANOS

En las afueras del hotel de concentración de la escuadra peruana, y en las las puertas de ingreso al escenario de fútbol, los hinchas pintados de colores rojo y blanco, vistiendo polos de los clubes Universitario de Deportes, Alianza Lima, Sporting Cristal, arengaban, copas de licor en mano, por su bandera. Cánticos y saltos con estribillos pegajosos como “Ni el terremoto, ni la radiación, harán que deje de alentar a mi selección..!, “Hoy faltamos al trabajo por ver a la selección, que viva el Perú cara…jo, vamos, vamos muchachos, vamos a ganar…(bis), terremoto, terremoto..”.
Alrededor de las 5 de la tarde del partido, el primero de junio, una docena de aificionados peruanos, invadió la vía de tránsito, para saludar a su selección, que llegaba en un bus, desde el hotel ANA Crowe Plaza, ubicada en el centro de Niigata.
Habían aficionados de Universitario, pintados de crema y teñidos el cabello de amarillo, otros con pintas en el rostro de blanco y rojo, pero lo que llamó la atención fue la presencia de un mexicano, con el rostro cubierto con una máscara de Blu Demon (el héroe azteca de Grandes y chicos), quien también había llegado para estar presente junto a los peruanos que alentaban a su representativo.
Armando Ponciano,natural del Distrito Federal , Ciudad de México, residente en Tokio To, viajó desde Shinjuku hasta Niigata, en un bus alquilado por el productor de cortometrajes Christhian Zevallos, y casi se queda sin ver el partido, debido a que llegó sin comprar su boleto, el que consiguió en el mismo estadio.

Los aficionados peruanos que sumaron más de 200, se concentraron en tribuna norte. Todos se pusieron una sola camiseta, la roja y blanca para gritar como siempre y saltar como nunca, con los clásicos “Arriba Perú”, al compás de bombos, matracas, pitos y hasta cornetas. Todo valía para dar un aliento de confianza a su selección. Buena por todos los que gritaron sin cesar, todo por la pasión del fútbol y los goles.
El sábado es el partido de Perú ante República Checa, en la ciudad de Matsumoto, en la prefectura de Nagano. Los hinchas rojiblancos también han amenazado copar la tribuna norte, aunque esta vez, serán mucho más. A los de Tochigi, Gunma, Saitama, Yamato y Shizuoka, se sumarán los de Nagoya (Aichi), Gifu, Mie, Osaka, Kioto y Kobe.

In this article

Otras Noticias


Join the Conversation