Compartir

Una nueva explosión se oyó de nuevo este martes por la mañana en la planta de energía en Fukushima, el reactor 2, después de más de cinco horas de los primeros trabajos para bombear agua de mar para evitar el sobrecalentamiento de las barras de combustible que fueron expuestas.

Poco después de la 6:10 am (hora local del incidente), el nivel de radiación supera el límite permitido para llegar a 965,5 microsievert por hora, y se teme que el sistema de supresión de presión del reactor fué dañado, según la Nuclear e Industrial Safety Agency.

La Tokyo Electric Power Co., operadora de la planta, dijo que están retirando a los trabajadores de fábrica, excepto los necesarios para los trabajos para enfriar los reactores.

Las barras de combustible del reactor fueron expuestas totalmente durante unas dos horas y media por la noche, cuando el nivel del agua bajó rápidamente, y una vez más, la noche del lunes se tuvo la necesidad de abrir algunas válvulas de vapor a 1:10, a fin de reanudar el bombeo de agua del mar.

Rescate a los heridos – obstaculizado por problemas de servicio e informaciones confusas

La región norte de Japón está complicada para las autoridades. Son muchos problemas en las regiones que se ven devastadas por el terremoto y el tsunami, y para empeorar las cosas el lunes la central nuclear que fue afectada por el sismo en Fukushima sufre otra explosión de hidrógeno y los servicios ferroviarios en la región de Kanto y alrededores de Tokio principalmente, paralizada debido al anuncio de la Tokyo Electric Power Co en la restricción del suministro de energía.

El número de muertos o desaparecidos tras el terremoto de magnitud 9.0 se acerca 5900. Cerca de 1.000 cuerpos fueron encontrados el lunes en varias playas de la Península Oshika en la prefectura de Miyagi, mientras que la policía y los bomberos trabajaron para recuperar otros 200 a 300 cuerpos en Sendai, la capital de Miyagi.

De acuerdo a la policía local, el total de todo el país, la cifra de muertos hasta ahora es 1886, con 2.369 desaparecidos, hasta este lunes a las 20:00.

Mientras tanto, el gobierno de la prefectura de Miyagi, dijo que otros 1.000 cuerpos fueron encontrados en la ciudad de Minamisanriku donde el gobierno local no ha podido contactar con cerca de 10.000 personas, más de la mitad de la población local.

El destino de decenas de miles de personas, incluidos alrededor de 8.000 residentes de la pequeña ciudad costera de Otsuchi en la prefectura de Iwate, sigue siendo desconocida.

De acuerdo con la Agencia Japonesa de Turismo, entre alrededor de 4.900 turistas que visitaban las zonas devastadas, cerca de 1.000 no pudieron ser contactados hasta las 17:30 horas del lunes.

Entre los extranjeros en Japón, sin embargo, la primera muerte de un surcoreano en el terremoto fue confirmada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Sur, mientras que cerca de 100 alumnos chinos en Ishinomaki, Miyagi, no pudo ser contactado.

Según una encuesta de Kyodo News de los gobiernos locales en las zonas de desastre no puede comunicarse con hasta 30.000 habitantes.

El número de edificios que fueron total o parcialmente destruidas se estimó en más de 70.000, una estimación de las 11:00 del lunes.

Los esfuerzos para resolver los daños sin precedentes y salvaguardar las vidas de los sobrevivientes estaban en curso en diversos sectores. El primer ministro Naoto Kan, dijo en una reunión de la mañana de la sede de la catástrofe que los trabajadores de emergencia del gobierno rescatados hasta ahora 15.000 sobrevivientes.

Alrededor de 550.000 personas fueron evacuadas hasta el lunes por cerca de 2.600 refugios en seis provincias, pero la comida, agua y combustible son escasos en muchos lugares en los que huyeron, mientras que la capacidad de algunos centros de acogida han llegado a sus límites.

Además, la Agencia Meteorológica de Japón dijo que el terremoto sacudió la región de Tohoku se verán afectadas por la nieve o la lluvia el miércoles, diciendo a los evacuados que tener cuidado a causa del frío, que debe continuar hasta el viernes.

La Agencia Meteorológica advirtió en relación a los terremotos. El lunes, un total de cinco terremotos de intensidad Shindo cinco, fueron sentidos en Ibaraki, Miyagi, Fukushima y Nagano.

Economía

En el frente económico, entretanto, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con baja en medio de preocupaciones sobre el enorme impacto negativo en la economía japonesa desde el terremoto fatal.

Grandes fabricantes de automóviles y tiendas departamentales han suspendido sus operaciones. Entre ellos, Toyota Motor Corp. detendrá toda la producción en sus plantas locales, y recortará la producción en 40.000 unidades.

Isetan Mitsukoshi Holdings Ltd cerró sus siete tiendas de departamentos en Tokio y sus alrededores.

In this article

Otras Noticias


Join the Conversation