Compartir

Los mercados y las tiendas de conveniencia en todo Japón, están normalizando sus servicios. El sistema de transporte fue la principal causa de la falta de algunos tipos de alimentos, sumado al consumo excesivo que de las personas que trataron de abastecerse de alimentos por miedo a una situación peor después del devastador terremoto y el tsunami que se produjo el 11 de marzo.

En Miagi, hablamos por teléfono con Andrea Matsubara, quien nos informó que la situación sigue siendo preocupante y los mercados no han logrado estabilizar sus estoques. No hay una previsión de estabilización de los servicios. Infgelizmente, las áreas de acceso afectadas por el tsunami, están con las vías parcialmente bloqueadas.

En Ibaraki, hablamos con Carlos Yamate, que es un empleado de la Nippon Mectron. Actualmente trabaja en la reconstrucción y el mantenimiento de la planta, que se vio afectada gravemente por las sacudidas. Las réplicas  han reducido drásticamente y el abastecimiento en la región ya está normalizada. “Hoy he comprado mi bento en el kombini (tienda de conveniencia) normalmente, y en mi casa me abastecerse de alimentos durante varios días”, agregó.

&nbspAbastecimiento: la situación comienza a estabilizarse
Tienda en Oizumi - abastecimiento normalMie, oferta de alimentos continúa normal

 

 

En las tiendas de conveniencia de Gunma (kombinis) y en los supermercados ya están con sus estoques casi normalizados. La población ya está retomando su ritmo normal de vida, se ve obstaculizada por los cortes de energía que a menudo generan también una falta de agua. “Aparte de los apagones, la vida es normal ahora” – dijo Makoto Paparazzi, la ciudad de Oizumi en Gunma. El problema de la gasolina continúa. Tanto en Gunma e Ibaraki en las estaciones están vendiendo un promedio de 10 a 20 litros por persona al día.

En  los mercados de Mie  no hubieron muchos problemas de escasez  y de abastecimiento. Algunos artículos tales como pilas grandes, el agua de 2L descartables (PET) y fideos instantáneos son todavía difíciles de encontrar, pero el resto está normal. En la ciudad de Tsu, el gerente de una cadena de supermercados nos dijo que la recepción y distribución de productos está normal. “Los productos que faltan son los que se vendieron en exceso. No estábamos preparados para tanta venta. ” No hay problemas con la gasolina. Otras regiones que ya presentaron un cuadro normalizado, Aichi, Gifu, Shizuoka y Nagano no reportaron escasez de alimentos en las estanterías, a excepción de algunos artículos.

Para algunos que asisten la prensa internacional, la imagen es que Japón se encuentra en la escasez generalizada. Esto no corresponde con la realidad, porque las áreas afectadas por el tsunami están realmente en problemas, debido principalmente a las vías de acceso que están bloqueados, pero el resto de Japón está trabajando y continuando con su vida normal, sólo la solidaridad general por la situación en las ciudades afectadas, como Sendai.

 

In this article

Otras Noticias


Join the Conversation